Antofagasta: Diagnóstico de una Sociedad en Crisis

Por: Rodrigo Antilef Giacaman, www.facebook.com/antofautonoma

antofagastadelayer

Yo amaba mi vida de niño, cuando recorría mi ciudad de Antofagasta e iba con mi Tati al centro, recuerdo muchas tiendas a las cuales me gustaba ir; como La Casa Orlando, El Increíble, Supermercado Maipú, Librería Barcelona, El Gato Negro, Casa del Aseo, La Feria de Las Palmas y La Galería COA… Qué sucedió con todas estas tiendas?, con el tiempo todas desaparecieron.

El centro de la ciudad es la parte histórica que genera el espíritu y la identidad de una ciudad, en realidad da un poco de nostalgia pararse en el Paseo Prat y ver cómo nuestra identidad se diluyó en el tiempo. Hoy solamente nos encontramos con letreros de grandes tiendas, que terminaron por destruir a los pequeños comercios de nuestra ciudad.

Las farmacias locales se extinguieron, los supermercados locales pasaron a manos de grandes grupos empresariales y así fuimos invadidos por depredadores llamados “Líder”, “Ripley”, “Mc Donalds”, “Happyland”, “Farmacias Ahumadas” entre otros , los que paulatinamente fueron tomando el control de lo que eran nuestros “Supermercado Maipú”, “Gato Negro”, el recordado Edén”, un “Galaxica 20” o la botica “Rimasa”.

Aunque me duele decirlo, veo que en Antofagasta revive nuevamente la “economía del salitre”, en donde las empresas con sus tarjetas de puntos o las de créditos, entregan deudas y deudas; en una cultura consumista que transformaron el dinero de los sueldos en fichas, en que las personas en su necesidad consumista se ven incentivadas a usarlas.

Tristeza inmensa provoca en mí como empresas regionales cada vez más débiles empezaron a desaparecer; transformándose en recuerdos, anécdotas e historias nunca contadas, porque el tiempo las borró de mi cerebro, pero nunca lo hará de mi corazón.

Mirando fríamente nuestra ciudad, empresas nos sacan nuestros minerales se llevan las ganancias al centro del país y a las transnacionales, nos remuneran con una miseria de las ganancias, esas miserias son gastadas en la Serena, Santiago o el Sur de Chile, quedando hoy día como población local, aquellos que dos fronteras más al Norte vienen a ser los “Nuevos Antofagastinos”.

Antofagasta además es mirada a través de una falsa careta de una ciudad con un gran poder adquisitivo, pero esa realidad cada vez más distante, donde una nefasta ley laboral ha trasladado el otrora consumo local para llevarlos a otras zonas del país.

El día de hoy quería mostrar una visión de desigualdad, dar un remezón a las personas de cómo esta nuestro país. Ver a un país sin liderazgo, sin una idea o un proyecto concreto. Salvo un conjunto de ideas mal llevadas, que tienen a nuestro país al borde del desastre.

Advertisements

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Cambiar )

Connecting to %s